8 Consejos para ir a la PLAYA con perro

 

 

¡Llegó el verano y esto significa diversión al sol! Ya se acercan las vacaciones y se que muchos de ustedes (me incluyo) ya están pensando en playa.

Y es que las vacaciones en la playa brindan muchas oportunidades para divertirnos, relajarnos echados en la arena, chapotear en el mar, perseguir gaviotas, trabajar en el bronceado del pelaje y dar una que otra caminata al atardecer junto a los humanos.

Así que si tus planes para esta temporada estival son empacar maletas y salir a recorrer alguna de las playas en los más de 4.300 kilómetros de longitud del litoral chileno, revisa estos consejos para que la diversión sea al máximo y tus vacaciones sean agradables y seguras tanto para ti como para tu Dog Lover.

 

1. BUSCA UNA PLAYA DOG-FRIENDLY:

 

¡Primero lo primero! Siempre revisa las normativas locales y asegúrate que en la playa a la que planeas ir acepta mascotas.

Aunque en Chile no hay una ley de prohibición de entrada de perros a las playas en general, sí se están realizando ordenanzas municipales que restringen la entrada de animales en playas específicas y minoritarias. Así que es mejor evitar un mal rato o incluso una multa.

Algunas playas que te recomiendo y que son 100% amigables con los perros son: 

  • Playa Blanca, Tarapacá.
  • Playa Totoralillo, Coquimbo.
  • Playa Sur, Santo Domingo.
  • Playa Acapulco, Viña del Mar.
  • Playa El Sol, Viña del Mar.
  • El Canelillo, El Quisco.
  • Playa Blanca, Concepción.
  • Bahía inglesa. 

 

2. CUIDADO CON LA ARENA CALIENTE:

 

 

La arena caliente puede llegar a ser muy dolorosa y un riesgo para nuestras patas. Pídele a tu humano que chequee constantemente la temperatura del suelo, si esta se calienta demasiado, busca zonas arenosas húmedas o usa zapatos para así evitar quemaduras y heridas en tus extremidades. 

Antes de partir, es conveniente revisar tus almohadillas para detectar quemaduras o irritaciones, al igual que usar productos que hidrate y repare las zonas expuestas a la abrasión de la arena.

 

3. BUSCA AGUA FRESCA Y SOMBRA:

 

 

Cada vez que te expongas al al sol durante períodos prolongados de tiempo, es importante contar con un lugar sombreado para resguardarse, descansar e hidratarse. La exposición constante al a temperaturas extremas pueden provocar fatiga o deshidratación.

Para tu aventura playera empaca muchas botellas de agua, un bowl plegable y de ser posible un quitasol o carpa.

 

4. NO OLVIDES EL PROTECTOR SOLAR:

 

 

Puede que no lo sepas pero los perros también podemos quemarnos al estar mucho tiempo al sol, especialmente si tienes la piel y el pelaje claro o el pelo corto. Y al igual que los humanos, también corremos el riesgo de padecer cáncer de piel.

Para evitar esto, lo ideal es usar un protector solar. Yo recomiendo Protect' it de la marca chilena Pet' it, que es un producto formulado y desarrollado específicamente para la protección contra la radiación ultravioleta UVB y UVA en mascotas. Es hipoalergénico, resistente al agua y libre de perfumes. ¡Lo puedes conseguir en las tiendas de HundShop!

Al usar una crema protectora lo importante es concéntrese en las orejas y la nariz, ya que son las partes más susceptibles al daño solar. Adicionalmente, trata de evitar las horas del día donde la radiación solar es muy fuerte.

 

5. ESTÁ ATENTO A OBJETOS PELIGROSOS:

 

 

Ten en cuenta que en la arena pueden haber todo tipo de objetos parcial o totalmente ocultos. Vidrios rotos, rocas, ganchos, corales o basura que pueden representar un peligro para ti. Revisa la superficie en donde estarás y pídele a tu humano que esté constantemente pendiente de ti para así evitar accidentes. 

No dejes basura, recoge todo lo que ensucies y llévatelo de vuelta contigo. ¡Es deber de todos cuidar nuestras las playas!

 

6. CUIDADO CON LO QUE BEBES Y COMES:

 

 

Mmm … sal. Aunque estes muy sediento y tengas la tentación de tomarte toda el agua del mar, trata de evitarlo. El consumo excesivo de agua salada puede provocarte fuertes malestares estomacales.

También evita de meterte al hocico todo lo que veas por ahí. No sabes si es un animal o vegetal descompuesto, tóxico o con algo que te pueda enfermarte.

 

7. USA UNA CORREA LARGA:

 

Si no eres muy diestro con el nado, es mejor usar una correa larga (5 a 10 mts) sujeta a tu arnés. De esta forma tu humano tendrá una línea de seguridad para traerte de vuelta a la orilla y mantenerte a salvo si decides darte un chapuzón y olas se ponen difíciles.

 

8. ENJUAGATE CON AGUA LIMPIA Y FRESCA:

 

 

Busca una regadera(ducha) o lleva agua suficiente para que al terminar de surfear o de desenterrar tesoros piratas, puedas darte un baño y así sacarte la arena y la sal de tu pelaje antes de regresar a casa, esto evitará la irritación de la piel, mantendrá tu pelaje sano y libre de malos olores.

 

Así que si lo que estás buscando es saltar sobre las olas y correr sobre la arena este verano, solo debes tener un poco de cuidado y siguiendo estas recomendaciones, estoy seguro que tendrás el mejor día en la playa de tu vida. 

---

Por: Mango

Instagram: @mango_sdf 


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario