¡Bienvenidos a los mejores descuentos!

Golpe de Calor en Perros: Una Urgencia Veterinaria

Equipo Hundshop

| febrero 15 2019 |

Golpe de Calor en Perros: Una Urgencia Veterinaria

--

La temporada de verano es una época para descansar, disfrutar de la playa, los amigos, familia y a nuestros perros, pero también es un periodo donde debemos ser muy conscientes con los cuidados que debemos tener con nuestras mascotas a la hora de ayudarlos a combatir el calor. Estos meses hemos alcanzado altísimas temperaturas en la zona central y a pesar de todas las recomendaciones que se han entregado por los medios de comunicación y redes sociales, aún seguimos escuchando noticias de vidrios rotos para rescatar a perros encerrados en autos y de sus propios dueños! Es algo que no podemos seguir aceptando, debemos ser racionales y empáticos con los animales y considerar, que además, son parte de nuestra familia. El tan temido “golpe de calor” es una urgencia veterinaria.


El golpe de calor es una condición de hipertermia extrema que resulta en la incapacidad del cuerpo para eliminar el calor, generado por varios motivos, siendo uno de estos las altas temperaturas ambientales. Es importante que todos los dueños de perritos sepamos que ellos no poseen los mismos métodos para disipar el calor como nosotros, ya que no tienen glándulas sudoríparas como los humanos, si no que eliminan el calor principalmente a través del jadeo, el cual es un esfuerzo respiratorio que implica actividad muscular que en sí misma, genera más calor.

 

golpe de calor

¿Entonces los perros no pueden transpirar? Pues bien, ellos pueden eliminar el calor por medio de la evaporación, pero sólo por sus almohadillas plantares siendo éste un método poco eficiente.
Imaginemos cómo se debe sentir un perro encerrado dentro de un auto con las ventanas semi abiertas, sin poder hacer nada para poder salir más que vocalizar y moverse de un lado a otro, buscando una salida o tratando de que alguien lo escuche y lo saquen de ahí, el estrés y ansiedad son enormes.
Diversos estudios han demostrado que un perro puede morir de calor en 20 minutos. Esto porque en tan solo 10 minutos la temperatura dentro de un auto puede alcanzar los 41ºC.


Mientras más minutos pasan, los animales van perdiendo la capacidad de disipar el calor ya que se va a generar un trastorno metabólico (por deshidratación donde se perderá agua y electrolitos) y disminución del gasto cardiaco, haciendo cada vez más ineficientes los métodos para eliminar el exceso de calor. Se dice que este terrible fenómeno es similar a la sepsis, ya que, el aumento de temperatura activa las cascadas inflamatorias, generando un síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) y en último caso, en una falla multiorgánica (MODS) tales como fallas renales, colapso circulatorio, fallo hepático, entre otras.

 

Para saber si nuestro perro presenta un golpe de calor debemos fijarnos en:

golpe de calor en perros

Si nos damos cuenta que un perro presenta estos signos clínicos o alguno de ellos, debemos seguir estas indicaciones:

  • Refrescarlo con agua a fresca (no congelada ni con cubos de hielo ya que, eso genera vasoconstricción periférica evitando la disipación del calor)
  • Ofrecer agua si está consciente
  • Poner paños húmedos en la cabeza, cuello, abdomen, axilas e ingle.
  • Poner un ventilador cerca de el
  • Monitorear la temperatura rectal cada 10 min (normal 38,2-39,2) para evitar una hipotermia.
  • Evaluar el estado de deshidratación del perro ( para evaluarlo se debe pellizcar la piel, si ésta se queda estática en forma de cresta, el perro se encuentra deshidratado, lo normal es que la piel regrese rápidamente a su posición original, revisar las mucosas orales, las cuales deben ser rosadas y húmedas si están secas y la saliva espesa también es un signo de deshidratación).
  • Llevarlo rápidamente a un lugar fresco con sombra
  • Llevarlo urgente al veterinario, ya que debemos ver las consecuencias generadas por el golpe de calor.

golpe de calor

Formas de prevenir un golpe de calor:

  • Acceso a agua fresca todo el tiempo.
  • Tener lugares con sombra si el perro está a la intemperie.
  • Los paseos deben realizarse a primera hora en la mañana o a ultimas horas de la tarde cuando ya no hay tanto sol.
  • Tocar el pavimento por 5 seg, si te quemas, tu perro también lo hará y podrás dañar sus almohadillas plantares.
  • No realizar gran esfuerzo físico en entrenamientos o juegos.
  • Nunca jamás dejarlo en el auto.

--

Por: Alma Álvarez - Médico Veterinario con Magíster en Etología Canina / Instagram: @petandwellness

Ver más

0 comentarios

Deja tu comentario