5 maneras de enriquecer la vida de tu perro todos los días.

¿Te has puesto a pensar como vemos y entendemos el mundo los perros? Es un tema que lleva muchos años en estudio pero que conducen a una respuesta, ¡Los sentidos! Si, nuestro mundo se moldea a través de lo que vemos, olemos, sentimos y probamos y nuestra forma de expresarlo es a través de nuestro lenguaje corporal.

Es por eso, que es tan importante que ustedes nuestros Dog Lovers, nos ayuden a potenciar, desarrollar y sacar el mayor provecho al uso de estos, y la mejor forma de hacerlo es a través del enriquecimiento.

Varios expertos en comportamiento canino que han dedicado mucho tiempo a trabajar y estudiar este tema, lo definen como las diferentes acciones y situaciones en las que se  busca que el perro interactúe con su entorno y desarrolle sus habilidades naturales y comportamientos específicos propios de la raza. Todo a través de estímulos, desafíos elementos para explorar y oportunidades para resolver problemas que mantiene la vida del perro interesante y enriquecida.

Al introducir el enriquecimiento, hay 5 categorías definidas para elegir. El objetivo es encontrar aquellas que despierten el interés de tu perro e ir rotando las actividades para mantenerlos constantemente interesados.

  1. SENSORIAL:

El enriquecimiento sensorial incluye todo aquello que estimule sus sentidos; vista, audición, sabor, olor y tacto. Por eso es tan importante permitir que tu perro explore y olfatee durante los paseos, así como permitirle interactuar en diferentes lugares y situaciones como rodar en el pasto, chapotear en el agua, saltar sobre barro o excavar en la tierra. Todo esto le permitirá desarrollar una variedad de experiencias sensoriales asociadas sus instintos más básicos como perro.

Los juegos de olfato son una buena herramienta de enriquecimiento sensorial, esconder galletas en la casa o arrojar pequeños trozos de snacks en el pasto, lo mantendrán ocupado y usando plenamente su sentido del olfato.

 

 

  1. ALIMENTACIÓN:

El enriquecimiento a través de la alimentación busca que la hora de comer sea algo desafiante, atractivo y divertido. Se trata de poner en práctica las habilidades de tu perro, empleando el poder de su nariz y su cerebro para conseguir la comida.

Para lograr este objetivo, existen muchos objetos, entre esos los Licki Mat o los Kong Wobbler, que están específicamente diseñados para lograr este propósito. También puedes usar elementos que tienes en casa como un molde para muffis, donde pones su comida en los agujeros y los tapas con pelotas, así tu perro tendrá que usar todo su ingenio para conseguir la recompensa. Las botellas plásticas o cajas de cereal también te pueden servir.

 La gran parte de enriquecer la alimentación es hacer que tu mejor amigo trabaje por la comida que recibe. ¡Así lo disfrutará más!

 

 

  1. JUGUETES Y ROMPECABEZAS:

Los juguetes rellenables, alfombras olfativas, juegos de ingenio o rompecabezas, tienen el propósito de alentar a tu perro a masticar, empujar, patear, jalar e interactuar con diferentes elementos para obtener una deseada recompensa. Estos premios pueden ser desde un snack delicioso, un sonido atractivo hasta un momento de diversión.

Los juegos desafiantes que empleen texturas, movimientos, sonidos y olores, etc, son una excelente forma de mantener la mente activa y estimulada. La clave para usarlos como herramientas de enriquecimiento es asegurarse de rotarlos regularmente, así tu perro no se aburrirá del juego o la recompensa.

 

 

  1. AMBIENTAL:

El enriquecimiento ambiental es básicamente hacer el entorno de tu perro atractivo. Es crear o exponerlo a situaciones u objetos totalmente nuevos y desconocidos que le permitan explorar e interactuar con estos.

Hacer que el entorno de tu amigo de 4 patas sean más interesante, realmente no es tan difícil. Puede ser cosas tan simples como exponerlo a diferentes texturas del piso (arena, piedra, cemento, agua, etc), llevarlo a un parque con juegos de niños y permitirle explorarlos, poner snacks bajo los muebles u ocultar juguetes por la toda la casa y alentar a buscarlos. Todo aquello que aumente la curiosidad, hará que trabaje su mente y su cuerpo.

El enriquecimiento ambiental también es una forma de trabajar los problemas de comportamiento, ya que sirve para canalizar la energía y reducir la ansiedad.

 

 

  1. SOCIAL:

Nosotros los perros así como los humanos, somos especies sociales y necesitamos pasar tiempo interactuando con otros animales y personas. El enriquecimiento social ayuda a tener un perro estable, feliz y saludable. De aquí la importancia de los paseos, ir a los parques, a los caniles a jugar, o a las guarderías de perros, entre otros lugares donde podamos tener acercamiento con otros perros y humanos.

Es importante que conozcas los límites personales de tu perro y sepas cual es la correcta forma de presentarle nuevos perros y personas.

 

 

Con estas 5 formas de enriquecimiento harás que la vida de tu mejor amigo sea mucho más placentera, feliz y estable. Recuerda siempre que los perros queremos pensar, trabajar y jugar; dale todas las oportunidades posibles para hacer esto todos los días.

---

Por: Mango

Instagram: @mango_sdf


Publicación más antigua


6 comentarios
  • YMKdcXjoLAH

    fXBJcIEuFvb en
  • BYDeGfksrQ

    KmyaRWvjH en
  • UnTXxLQqOeFjDifv

    seGztpkN en
  • nyILAelVFvMNrBsK

    laPKvwJfE en
  • PhTeXiWLnAYjCy

    KflGBhngrDE en

Dejar un comentario